| Agost, sabado dieciocho de noviembre de dos mil once
Portada | Adida | Mi agost.com | Webmail | Webcam | El Clima | Muro ( Redes Sociales ) (N) |
raya
cas val eng | a A | |
Para referirte a Agost en redes sociales utiliza alguno de estos Hashtag: #pobleagost , #03agost, #agostcom


Israel Mira
Fecha artículo : 01 Jul 2001| Lecturas : 0| Votaciones: 117 | Promedio: 2.8 Bueno|

NUEVOS TIEMPOS PARA LAS ESCUELAS DE MÚSICA


Por todos es sabido que, históricamente, existe una gran tradición bandística en nuestra Comunidad Valenciana y, paralelamente a ello, una enseñanza de la música que tenía como finalidad principal el nutrir a las respectivas plantillas de cada banda, hasta tal punto que nuestra Comunidad se ha convertido, como se diría en el mercado financiero, en auténtica exportadora de músicos, no tan solo para el territorio nacional, sino también para el internacional.
Desde que comenzó este fenómeno, sobre la mitad del S. XIX, hasta hace tan sólo unos 25 ó 30 años, era el director de la banda, quien “Quijotescamente” impartía todas las disciplinas instrumentales, siendo sus alumnos presentados curso por curso en los Conservatorios Oficiales para ir convalidando así sus conocimientos. Unos solamente pretendían ser músicos de su banda, otros, gracias a la sociedad musical y a sus esfuerzos, se convertirían en músicos profesionales.
Debido a ello, los pocos Conservatorios Oficiales que existían, quedaron saturados y, gracias a la labor realizada por el inspector de Conservatorios D. Vicente Perelló, se creó una red de Conservatorios Municipales como lo fueron por ejemplo en Alicante los de San Vicente del Raspeig, Novelda, Benidorm, Villena o Muchamiel, y otros dependientes de Conselleria como el de Denia, Elda, etc..., que paliaron en gran medida la saturación del Conservatorio de la capital.
A partir de la entrada en vigor de la L.O.G.S.E., y con la supresión de los exámenes libres por cursos, las escuelas de músicos y educandos han ido relevando en gran medida a los conservatorios en la impartición del grado elemental, siendo presentados los alumnos que lo desean a los conservatorios Municipales o dependientes de la Generalitat para la prueba de acceso a grado medio y a la prueba específica para la obtención directa del certificado de grado elemental de música.

Estas escuelas de enseñanza musical no reglada atienden a todo tipo de alumnado, sin límite de edad, con aspiraciones profesionales o culturales, con condiciones musicales o sin ellas, o que simplemente quieren aprender. Fomentan además los instrumentos propios de la Comunidad Valenciana, como la dolçaina y el tabal, y crean sus propios coros y bandas juveniles con todo el movimiento asociativo que ello conlleva.

A diez años de la entrada en vigor de la L.O.G.S.E., necesaria por una parte, ya que el anterior plan estaba obsoleto, pero quizá no consensuada lo suficiente por las personas implicadas en el proceso(Comunidad educativa), y por la falta de recursos, la Ley está reflejando sus carencias. Una de ellas es que los alumnos se tengan que matricular de todas las asignaturas de un mismo curso, con la carga lectiva, de estudio e incluso de desplazamiento que esto supone además de la enseñanza general, siendo el resultado actual una enorme disminución del alumnado que este año va a terminar el grado medio. Ante esta situación, las escuelas de música se perfilan como las únicas capaces de paliar este problema, pero, claro está, con el presupuesto que tienen, esto es inviable.

A pesar del esfuerzo de sus respectivas sociedades musicales, lo cierto es que estas escuelas tienen grandes carencias, por ejemplo en cuestión de infraestructuras (se necesitan aulas más espaciosas así como insonorizadas y sonorizadas), de material como pianos o reproductores de audio, e incluso en lo relativo a reparación de instrumentos, afinación de pianos, ayudas para la adquisición de informática, etc, por no hablar de mejoras salariales del profesorado, reconocimiento de éste para que puedan acceder a cursos de formación permanente, etc...
Por todo ello, debemos saber concienciar a nuestros gobernantes, de que las Sociedades Musicales en la Comunidad Valenciana, han sido en muchísimos casos y siguen siéndolo en otros, el único motor cultural, educativo y asociativo que ha existido en la Comunidad Valenciana y lo que esto ha representado y representa para nuestra cultura. El dinero que destina el pueblo Valenciano a las escuelas de música se queda entre nosotros, y con ello estamos contribuyendo al desarrollo humanístico, educativo, musical, artístico, social y de integración de cada ciudadano de la Comunidad Valenciana. En definitiva, más recursos para quienes han demostrado y demuestran su quehacer diario.

Israel Mira
Profesor de Saxofón del Conservatorio Superior de Música “Oscar Esplá”.
Miembro del área 3 del II Congreso General de la FSMCV

 

Valora este articulo:
Usuario: Palabra Paso:

raya
Agost.com
La pagina se creo en: 0,051 segundos.
-
Creative Commons License. Español   Catalan
Se permite copia, difusión, modificación y reproducción parcial o total del contenido siempre y cuando figure el autor inicial del texto y su uso no sea Comercial. Todas las copias deben llevar esta nota. En el caso de usos comerciales, por favor, póngase en contacto con: adida (-arroba-) agost.com