| Agost, martes veintiuno de noviembre de dos mil once
Portada | Adida | Mi agost.com | Webmail | Webcam | El Clima | Muro ( Redes Sociales ) (N) |
raya
cas val eng | a A | |
Para referirte a Agost en redes sociales utiliza alguno de estos Hashtag: #pobleagost , #03agost, #agostcom


Santiago Frances Cambra
Fecha artículo : 20 Oct 2003| Lecturas : 0| Votaciones: 91 | Promedio: 2.5 Regular|

S U E R T E

Este articulo es una reflexión hecha una noche sentado delante del ordenador, y al escuchar a mi hijo como me decía con cierto rintintin, ¨me aburro¨ y preguntaba por su game boy, eso me hizo volver a mi infancia por un momento, pensando la suerte que tenían los niños de hoy en dia porque hay muchas cosas para divertirse, pero después de que leáis esta reflexión muchos de vosotros/as estaréis de acuerdo conmigo en que nosotros también tuvimos suerte y sobre todo imaginación.

Esto va dedicado a todas las personas las cuales tuvieron la suerte como yo de nacer durante los años 60 y 70, a todos aquellos, cuyos juegos no eran pokemon zafiro, o pokemon rubí, si no el churro va, las tellas, las chapas, canicas, el bote, el tu la llevas, y los mas atrevidos la botella, en fin tecnología punta.

A todos aquellos que teníamos que esperar dos horas para hacer la digestión para poder bañarse.

A todos aquellos que teníamos que esperar dos horas, las de la siesta en verano para poder salir a la calle a jugar.

A todos aquellos que tuvieron que soportar el peor de los castigos, no salir a la calle.

La calle esa era nuestra maquina para jugar nuestra play station particular, era nuestra sala de juegos, por eso pienso que también tuvimos suerte.

Suerte jugar al churro va con el único peligro de sufrir algún chichón, y no tener que ir al colegio con un collarín por una mala postura continuada frente a algún video-juego.

Suerte de poder jugar al fútbol en cualquier sitio, parque (que escaseaban) cualquier calle o portería sin que nos dijeran nada.
Suerte de crecer con la música de los años 80 posiblemente la mejor década de la historia de la música.

Suerte de ir cinco en un seiscientos, sin sufrir el síndrome del turista, sin airbag, sin abs, sin dirección asistida, sin cinturón de seguridad y lo más importante, sin que no nos ocurriera nada.

Suerte de que no nos pudieran localizar nuestros padres ya que no existían los teléfonos móviles.

Viajes eternos en vacaciones cruzando media España con vehículos sin ninguna comodidad, sin climatizadores, sin aire acondicionado, sin 150CV, con una red viaria nefasta, sin autovias, sin áreas de descanso con circulación en doble sentido todo el viaje, montones de puntos negros y atravesando infinidad de localidades, y con toda la ilusión del mundo era lo que había y estábamos acostumbrados, no le dábamos ninguna importancia, para nosotros seguía siendo una suerte, solo por poder irnos de vacaciones.

Suerte de poder coger nuestras bicicletas de paseo (con un solo piñón y un solo plato y de puro hierro) y nos íbamos al pueblo de al lado y nos hacíamos una treintena de Km. como cualquier cosa, (hoy a eso se le llama ciclo-turismo).

Suerte de poder irnos cuando salíamos del colegio andando hasta la cima de una sierra cercana a 4 ó 5 Km. y volvíamos a casa como el que se da un paseo por la explanada, (hoy a eso se le llama senderismo).

Suerte de vivir la época dorada de las discotecas que tanto escasean en estos tiempos, suerte de estar en la barra de una de ellas tomándose una copa mientras a tu espalda sonaban acordes de solistas como Sandro Giacobe o grupos como Mecano.

Suerte de poder bailar agarrados, que tan en desuso esta y que estoy seguro que si los jóvenes de hoy en día lo probaran seguro que repetían.

Suerte de llevar pantalones de campana mucho antes que la gente que ahora los lleva.

Por eso pienso que también tuvimos suerte, no sabiamos lo que era ni siquiera existía hasta mucho tiempo después, nintendo, game boy, o xbox, pero nos lo pasábamos de miedo jugando a matar con las chicas, o a pillar, y con un radio cassete un bocata y una coca cola nos íbamos en pascua comer la mona con un grupo de chicas y chicos a varios Km. de nuestras casas con una tan solo una cuerda y nuestra imaginación.

Hacíamos deportes como futbito o fútbol, frontenis, tenis, varias veces por semana por diversión, ahora hay que apuntar a los niños a las escuelas deportivas para obligarlos de alguna manera ha hacer algún tipo de deporte.

Hoy mi hijo ni sale a la calle a jugar, con la game boy y la PS2 se pasa las horas muertas en casa.

Casa fatídico nombre en nuestra infancia, porque era la hora de reclusión y no volvíamos a salir de ella hasta el día siguiente.

Entonces nosotros desconocíamos términos como stres o depresión infantil.

Yo creo que todo empezó con el videojuego ese de Galaxi 2000 después vino Dragón, Spectrum, Amstrad, Commodore, Atari, y mas tarde los Pc´s, y ahora ya vamos por la game boy, PS2, la Xbox, y lo que queda por venir.

Se pierde imaginación para jugar, ahora si no hay un aparato de este tipo en una casa los niños sueltan el clásico ¨me aburrooo¨ .

Yo solo espero que todo esto no desencadene en un bloqueo imaginativo agudo infantil, o una consolitis infantil atípica a nuestros hijos/as, que esta todavía por descubrir, pero cosas mas raras han salido.

SANTIFRAN PARA AGOST.COM

Valora este articulo:
Usuario: Palabra Paso:

raya
Agost.com
La pagina se creo en: 0,050 segundos.
-
Creative Commons License. Español   Catalan
Se permite copia, difusión, modificación y reproducción parcial o total del contenido siempre y cuando figure el autor inicial del texto y su uso no sea Comercial. Todas las copias deben llevar esta nota. En el caso de usos comerciales, por favor, póngase en contacto con: adida (-arroba-) agost.com